domingo, 5 de julio de 2015

El ácido fólico antes y durante el embarazo.

A veces pasa que no todo es tan bonito como parece. ¿Que quieres quedarte embarazada? Si has hecho los deberes, va a ser todo mucho más fácil (no a la hora de concebir, claro está). Así que hoy vamos a hablar del ácido fólico. Para que sea fácil de entender voy a resumirlo en que es una vitamina que se supone que todos tenemos (como la vitamina D, por ejemplo), y que es MUY importante antes y durante del embarazo para el buen desarrollo del bebé. 


Exactamente, el ácido fólico puede “prevenir deformaciones en la placenta que supondrían el aborto, defectos de nacimiento en el cerebro (anencefalia) y la columna vertebral (espina bífida) del bebé por mal cierre del tubo neural en los extremos cefálico y caudal respectivamente. 
La espina bífida, un defecto de nacimiento en la columna, puede producir la parálisis de la parte inferior del cuerpo, la falta de control del intestino y la vejiga, y dificultades en el aprendizaje. Si el feto sufre déficit de ácido fólico durante la gestación también puede padecer anemia megaloblástica, ser prematuro o presentar bajo peso al nacer. La madre puede sufrir eclampsia, un proceso que cursa conhipertensión y albuminuria. El ácido fólico también ayuda a mantener una matriz sana.”

¿Cómo tomar el ácido fólico? ¿En qué alimentos lo encontramos? 
En nuestro día a día podemos encontrar el ácido fólico en vegetales de hoja verde, lentejas, habas secas,  espárragos, brócoli, naranjas y otros cítricos, repollitos de bruselas, cereales, queso (camembert y roquefort), hígado de pollo, ternera, cerdo y cordero, y la yema de huevo.

Sin embargo, cuando estamos embarazadas lo más rápido y seguro es el complemento vitamínico, que lo podemos encontrar en cualquier farmacia, además de asegurarnos de tomar alimentos ricos en ácido fólico.

Sexy and mum

No hay comentarios:

Publicar un comentario