domingo, 5 de julio de 2015

Eso que llaman "instinto maternal"

Nunca me había planteado la maternidad, nunca había pensado que yo fuese a tener un hijo, pero de pronto, llegó. Llegó un día en el que me apetecía. Me hacía ilusión la idea de quedarme embarazada, tener barriguita y notar a mi bebé dentro de mi.

Siempre dije que yo iba a adoptar, a “alquilar un horno” (algo ilegal en españa, por cierto), por eso me sorprendió tanto cuando ese instinto maternal se despertó dentro de mi. Incluso sentía vergüenza…

Seis o siete meses después, mi novio y yo empezamos a buscarlo. No era algo que quisiésemos de inmediato, podíamos esperar, pero según estudios, doctores, etc., la media de una pareja sana desde el momento en que se empieza a intentar concebir hasta que se consigue es de un año, así que, ¿por qué no?

4 semanas después de ese primer intento indeciso, temeroso, aunque muy deseado, un test de embarazo marcaba positivo. ¡Solo un mes intentándolo y ya me había quedado embarazada!


No dabamos crédito, todo el mundo nos decía que era un proceso lento, que no nos comiéramos mucho la cabeza, y sin embargo, ahí estábamos, un mes después de decir “¿Por qué no?”, esperando a nuestro primer bebé. Qué alegría tan grande. Sin duda alguna, podemos sentirnos afortunados, ya que son muchas las parejas que tienen problemas a la hora de tener hijos.

Recuerdo aquel día como maravilloso. Estaba un par de dias rara, con la temperatura a 37.5 (cuando no suelo tenerla a más de 36), por un lado me parecía que me iba a venir la regla en cualquier momento y por otro lado no entendía algunas cosas. En la hora de mi descanso, me fui con una compañera a la parafarmacia a por un test de embarazo, y antes de entrar otra vez a trabajar, me hice la prueba.

Tanto mi amiga como yo esperábamos que diera negativo, pero así al menos me quedaba tranquila. Así fue la sorpresa que nos llevamos cuando el test marcaba “positivo”.
Esa tarde para mi fue, ¿cómo diría? ¿Confusa, quizás? De hecho, estaba tan en shock (aunque por supuesto contentísima) que una clienta se fue sin su compra después de pagar, y no me di cuenta hasta un buen rato después.

Al acabar volví a la parafarmacia y compré otro test de embarazo y dos chupetes. Lo primero que hice al llegar a casa fue repetir la prueba, y al dar positiva -otra vez- escribí una tarjeta para mi novio y lo dejé todo preparado.
Cuando llegó le dije q lo leyera, y lo último que ponía era: “dos positivos. ¿Tenemos un bebé?”


Sexy and mum

1 comentario:

  1. Pues si que es una suerte que a la primera te quedaras embarazada. Nosotros llevamos intentadolo como unos 6 meses y empieza a ser un desespero!

    ResponderEliminar