domingo, 5 de julio de 2015

La Toxoplasmosis, ¿qué es?

Cuando nos quedamos embarazadas algo que nos preocupa bastante es el tema de la toxoplasmosis, ya que en función de si ya estamos infectadas o no, vamos a poder comer unas cosas u otras, vamos a tener que ir con más cuidado con la fruta y la verdura, como decía en la entrada anterior, y vamos a tener que estar muy atentas a la presencia de los gatos, y ahora explicaré por qué. 


Para empezar me gustaría decir brevemente que la toxoplasmosis es “una enfermedad infecciosa que puede causar infecciones leves y asintomáticas, así como infecciones mortales que afectan mayormente al feto, ocasionando la llamada toxoplasmosis congénita. Las medidas de prevención son particularmente importantes en las mujeres embarazadas y consisten en normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o mal cocida y evitar contacto con heces de gato.”


¿Quiere decir esto que no podemos estar en contacto con los gatos si no estamos infectadas de toxoplasmosis antes del embarazo? Por supuesto que no. Lo que sí tienes que tener mucho cuidado es a la hora de manipular la arena donde hace sus necesidades, y por supuesto, no dejar que nos chupe, ya que es a través de las heces como nos podemos contagiar.

En cuanto a la alimentación, si no estás infectada, di adiós al jamón, embutido, salmón ahumado… etc, ¡fresco! Sí, has leído bien. Si lo congelas al menos 24 horas, puedes comerlo tranquilamente. Eso sí, una vez lo descongeles, no lo dejes en la nevera, cómelo directamente.

Y por último, como decía en la entrada anterior, lava muy bien toda la fruta y verdura que te vayas a comer, ya que es otra vía de contagio.

Sexy and mum

No hay comentarios:

Publicar un comentario