domingo, 5 de julio de 2015

Lunes y cansada, ¿Me faltan vitaminas?

Seguramente la respuesta a la pregunta de si te faltan vitaminas sea NO. Probablemente la respuesta sea que te falta descansar, irte de vacaciones, o dejar a tu hijo unas horas al cuidado de alguien. Dormir, estar tirada en la cama y no pensar absolutamente en nada más.


Aarón tiene 7 meses, y en este tiempo me he pasado con el las 24 horas al día a excepción de un par de días (o sea, que si tiene 7 meses y 10 días, he estado con el a full time unos 7 meses y 5 días. No se si me faltan vitaminas, pero si se que me falta dormir, estar media hora sin preocuparme de nada. Sin escuchar “Da,da,da,da,ma,ma,ma,ma,pa,pa,pa,pa,tatatata…”Solo  un día, solo estar tiradísima en la cama y durmiendo. Tengo tantas ganas de que ese día llegue… Aunque a la hora de la verdad no puedo y estoy cada 5 minutos mirando el móvil. Pero estoy tan cansada…

Hoy nos hemos vuelto del soft play porque después de estar una hora y algo jugando otro niño, el cual conocemos de otras semanas y juegan siempre que coinciden juntos, sin querer le ha empujado, más bien se ha caído encima de el, pero nada, yo creo que ni le ha rozado . ¿Resultado? Aarón se ha asustado (porque es imposible que le haya hecho daño) y se ha puesto a llorar. Ya no ha habido forma humana de que siguiese jugando así que lo he cogido, le he puesto el chupete y se ha dormido en menos que  canta un gallo. Nos hemos vuelto a casa y ni cinco minutos aquí dentro y se ha despertado llorando.

Llorando es poco para expresar con qué angustia lo hacía. Parecía que lo estuviesen matando. Se ha pasado dos horas sin parar de llorar. Dos horas en las que no quería nada y todo quería. No quería estar en el carro, ni en la cuna, ni en la trona. Ni por asomo a mi brazo. Cuando lo he tenido sentado sobre mi y lo he puesto cara el portátil a ver nursery rhymes, parecía que se estaba calmando, pero de pronto, otra vez llorando como si le mataran.

Después de más de dos horas venga llorar, al final se ha dormido. Hemos estado una hora juntos en el sofá, haciendo un poco de piel con piel, y ¿descansando? Tengo la cabeza que me va a reventar, y mi cuerpo como si hubiese corrido una maratón. My lovely Aarón.

Hoy es uno de esos días en los que necesito a su yaya cerca, que le distraiga, que le cuide, le mime, le consuele, y sobre todo, que lo haga para ayudarme a desconectar. Y hoy es ese lunes en el que estoy horriblemente cansada. Me he tomado tres cafés y un red bull, y sigo pareciendo un fantasma que se arrastra. Un alma en pena que va corriendo de un lado para otro para hacer todo lo que tiene que hacer y que le de tiempo.

Bueno, solo es LUNES,  y mi pequeño es solo un bebé. Ni seré la primera ni la última. Así que hoy un buen baño, acompañado de super masaje y muchos besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario