domingo, 5 de julio de 2015

Todo el día juntos y una difícil recuperación

Me encanta hacer deporte, bailar, salir a patinar. Pero ahora, entre biberones, papillas, pañales, paseos, gimnasia, siestas que aprovecho para limpiar y cocinar, baños y de más, no tengo tiempo para hacer ejercicio. ¿Cuándo?

 

En estos casos es cuando de verdad añoro estar cerca de mi familia, en mi casa de España. Creo que estas pequeñas cosas allí sería tan simple hacerlas, que no me daría cuenta del valor que tiene. Pero ocurre que estoy lejos, que no tengo a nadie de confianza a quien dejar al peque dos horas, que no me voy a gastar 50 libras en una mañana para dejarlo en la guardería porque yo quiero ir al gimnasio, y lo último que voy a hacer es esperar a que venga su padre para que se quede con el. ¿Por qué?

Mi novio trabaja de lunes a Sábado, de 9 a 6. Dicho así no suena muy duro, pero la realidad es que sale de casa a las 7.30 y no llega nunca antes de las 7.30. Trabaja en la construcción y solo tiene una hora para parar a lo largo de todo el día. Por lo general tiene que hacer horas extras (que no le pagan) porque tiene que acabarse esa faena antes de que termine la semana, por lo que es una suerte el día que llega a las 7.30.

Soy consciente de que una mami, bien porque esté de baja por maternidad o bien porque sea ama de casa, su horario laboral es de 24 horas. Pero para mi cuando el llega es momento de estar los tres en familia. Disfrutar los tres del juego, del baño, del bibe, papilla, o de la hora de ir a la cama. No me parecería justo endosárselo a el. Ni tampoco que el se fuera dejándomelo a mi. Creo que es el momento de compartirlo en familia.


Visto así podría parecer que no hay vida más  allá, pero desde mi punto de vista la relación tanto de familia como de pareja se reduciría a un día full time a la semana y tres horas otro día. Que esto no quita que haya días en los que hagamos cada uno marcha por su cuenta, pero eso no es una rutina de cuatro días a la semana cada uno por su cuenta.

En fin, creo que lo que tendré que hacer será marcharme a España, y así se acabaron todos nuestros problemas. :) O bien, buscar clases para baby&mum, que seguro que cerca o lejos, encuentro.

Pasad un buen día, y si estáis en Londres, aprovechad que hoy parece que vaya a durar el sol. Yo me marcho a ese maravilloso parque, al soft play, que desde que vamos, Aarón ha avanzado muchísimo.

Sexy and Mum
Foto: Pixabay

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario