domingo, 5 de julio de 2015

Un maravilloso sueño, una eterna pesadilla.

Después de aquel día en el que mi mundo se vino abajo, en el que me dijeron que lo había perdido, tenía pesadillas constantemente. Pero esta noche ha sido completamente diferente. Esta noche te he visto la cara, te he abrazado. Te miraba a los ojos y te decía lo mucho que te quería. Tu sonrisa, tu mirada, esas manitas tan pequeñitas.  Abrazos y suspiros, me dormía junto a ti. Así querría pasar el resto de mi vida, abrazada a las dos cositas que más quiero en este mundo, a ti y a papá. 


Cogerte entre mis brazos, dormirte, besarte, acariciarte, cantarte una nana y que nos vayamos juntos a soñar.

Soñar que todo acaba bien. Soñar que no tengo más pesadillas. Pesadillas que me persiguen. Cuántas veces me he despertado llorando y entonces tu has empezado a darme pataditas para tranquilizarme, para decirme que estás ahí, creciendo sanote y fuerte.
Qué ganas tengo de verte, de tocarte, abrazarte, sentirte, darte besitos y cariñitos… De decirte TE QUIERO, de ti. Tengo tantas ganas de ti…

Sexy and Mum

No hay comentarios:

Publicar un comentario