viernes, 30 de octubre de 2015

Consejos para dejar de fumar. ¿Te los cuento?

¿Cuántas veces has dicho que vas a dejar de fumar? ¿Cuántas veces has dicho que ese va a ser tu último cigarrillo? ¿O que no te vas a comprar más tabaco? ¿Cuántas veces te has leído el famoso libro? Empecé a fumar a la temprana edad de los 15 años. Cuando tenía 20 años me fumaba una cajetilla de 20 cigarrillos diaria. No podía salir de casa sin mi tabaco, tabaco extra y mecheros, a ser posible, tres mejor que dos.

Tips dejar de fumar según sexy and mum


Decidí dejar de fumar cuando tenía 22-23 años y me iba a poner unos carísimos braquets de porcelana blanca que iba a llevar de 1 a 2 años. Otro intento fallido. En este caso al volver lo hice a tabaco de liar y fumándome un cigarrillo o dos diarios (versus 20 estaba muy bien). Pero pasaban los años y yo seguía fumando. Al final mi máximo fueron 6/8 cigarros diarios, pero seguía fumando. ¿Y sabéis qué? No quería dejarlo. Me gustaba. Disfrutaba esos pocos cigarros que fumaba al día, disfrutaba ese momento. ¿Para qué iba a dejarlo?


Ahora disfruto de no tener esa necesidad de fumarme el cigarro. De no tener esa necesidad de salir de casa cargada con un arsenal para matar a cualquiera de cáncer de pulmón y tengo la satisfacción de no depender de un estúpido cigarro. Mi disfrute es mucho mayor ahora que antes, os lo puedo asegurar 200%. Y sí, no os voy a negar que cuando mi novio se sale a fumar un cigarro después de comer con el café, o cuando estamos tomando una copa me apetezca. Pero ese momento desaparece en el momento en que huelo el humo. APESTA.

No me importa que fumen a mi lado, no os vayáis a pensar que me he convertido en la típica ex-fumadora que no aguanta ver a la gente fumar. Para nada. Cada cual con su vida hace lo que quiere, con sus pulmones y su salud es responsable cada uno de sí mismo. Yo me intoxiqué diariamente durante 15 años y me molestaba que viniera cualquiera a criticarlo. Por eso siempre he sido tolerante y respetuosa con los actos de los demás mientras no me afecten a mi. Pero una cosa no quita la otra, y cuando antes decía: "mmmmm, qué rico, un cigarro" , ahora digo: "Ufff, humoooo, aghhh, jajajaja"
Fuera todos los ceniceros de nuestra vista, by sexy and mum
Ahora va la pregunta del millón. ¿Cómo leches conseguí dejar de fumar? No os voy a decir que fuera fácil. No lo fue. Pero os diré algo, para mi las dos semanas que dicen se convirtieron en tres días. Tres días que durante el día ni me acordaba, pero llegaba la tarde-noche, venían todos de trabajar, y se ponían a fumar en MI terraza. Tres días que a esa hora lloraba porque a mi me apetecía fumar, y no podía. (Es cierto que yo estaba embarazada y eso me ayudaba, pero mi embarazo no me dio la fuerza de voluntad que hace falta para dejar de fumar, eso lo tenía yo misma guardado)

El tercer día llorando cuando todos se iban a fumar, mi novio me dijo: "Irina, para que estés así, fúmate un cigarro. Te está causando más estrés no fumar otra cosa. Y puede que incluso sea peor para el bebé (lo cual se ha demostrado que no)". Por supuesto que no me lo fumé, y llevo casi 2 años sin fumar. ¿Qué me funcionó a mi?

Para empezar, lo más importante es que aquí en Reino Unido tienen la enorme ventaja de que en la seguridad social tiene un grupo de especialistas que te ayudan a dejar de fumar. Si estás embarazada, tienes 4 veces más prioridad que si no lo estás, por lo que va mucho más rápido. Pero sea cual sea tu condición, tienes ese servicio, y algo muy importante, es gratuito. Pincha aquí para acceder al localizador de stop smoking services. Si quieres, puedes visitar su página web también dónde encontrarás mucha información y argumentos para dejar de fumar. En un ratito os cuento cómo me fue a mi la visita.

Consejos que YO te daría para dejar de fumar. No se si son LOS consejos. No se si a ti te va a funcionar. Te cuento lo que a mi sí que me funcionó (unas cosas me las dijeron, otras las leí, y otras las decidí porque me daba cuenta que me ayudaba)

- Quita todos los ceniceros de casa. Guardalos

- No dejes que nadie fume en casa

- Evita los espacios con humo. Aprovecha para ir al baño, a comprar eso que te faltaba o a cualquier otra cosa

- No tengas mecheros. Entiérralos.

- Guarda todo aquello que te recuerde el tabaco

- Proponte comprar algo, un vestido muy caro, un iphone, un ordenador. Algo muy caro. Cada vez que te apetezca fumarte un cigarro acuérdate de eso y piensa que en unos meses podrás comprártelo si has dejado de fumar.

- Si asocias café con cigarro, olvídate del café por un tiempo. Definitivamente te ayudará a dejar el tabaco.

- Piensa en tu salud. En lo bien que te sentirás en unos meses, y las enfermedades que estás evitando. Está claro que un cáncer de pulmón hoy en día le llega a cualquiera, fumador o no, pero disminuyes considerablemente los riesgos.

- Si fumas tabaco de liar, ¡NO LÍES CIGARROS PARA NADIE! Que no te importe si no saben liar y tu sí. Tu ya no fumas y eso hará que quieras otro para ti.

-Di siempre que no. En tu andadura vas a encontrarte a muchos fumadores que te digan:"Bahhh tía, que por una calada no pasa nada. Relájate." Sí, pasa y mucho. Pasa que llevas X meses, días, semanas, sin fumar, y NO vas a volver por una calada. Porque recuerda, si llevas 3 meses sin fumar y le das una calada a un piti, el contador se pone a 0. ¿De verdad quieres eso?

- Piensa en el momento que vas a poder decir que tu YA NO fumas. Y cuando celebres los años sin tabaco. Primer año. Segundo año.

- Economía de fichas. Hazte un calendario, compra stickers animados. Cada día que pase sin fumar pegas uno. Tu objetivo es que mes a mes se llene de stickers felices. Si hay un día que no lo consigues, pinta el cuadrado en negro, porque será tu día negro. Y al final de cada mes con caras felices en todos los días, te das un mega capricho. O si quieres, al final de cada semana.

Espero que esto te ayude en tu lucha contra el tabaco. Yo puedo decir con una sonrisa de oreja a oreja que lo conseguí dejar. Y ahora evito todo aquello que me incite fumar. Ni me excluyo ni dejo de estar con mi gente porque fumen, es más, si salen a fumar me salgo con ellos. Pero una cachimba, por ejemplo, aunque se que no es fumar, me puede recordar el hecho en sí y hacerme coger un cigarro, así que no lo hago, por mucho que me pueda apetecer.  Y la lucha contra el tabaco tiene que ser tanto si estás embarazada (por supuesto quieras o no deberías dejarlo sin pensar en nada más que en la salud del bebé que llevas dentro) como si no lo estás. Seas hombre o mujer. Fumes poco o mucho.

¿Cuántas veces has intentado dejar de fumar sin éxito? ¿Te animas a intentarlo? Cuéntame tu experiencia y anima a los demás lectores a dejar de fumar.

Irina, Sexy and Mum.
Fotos Pixabay.com 

4 comentarios:

  1. ¡Que buenos consejos!
    A ver, si mas gente se anima a seguirlos!
    me quedo a seguir tu blog guapi! te animo a pasar por el mío cuando quieras!
    un besi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, sería genial que muchos fumadores lo leyeran y se animaran! ;) Muchas gracias Ángela, me alegro que te haya gustado. Tu blog a primera vista me ha encantado! ahora te cotilleo... jijiji. Besos!

      Eliminar
  2. Geniales consejos!! Ójala le sirvan de ayuda a mucha gente!

    Yo no fumo porque siempre he odiado el tabaco y vivir con 4 personas fumadoras fue horrible en ese sentido, y nunca nunca he sentido la necesidad de probar, pero entiendo que sea dificil dejarlo.

    Un aplauso por tí que lo dejaste!!

    ResponderEliminar
  3. FUMÉ HASTA LOS 30 AÑOS, LUEGO UNA MANCHA EN UN PULMÓN ME MOTIVÓ A DEJARLO, SENTÍ TENTACIÓN DE VOLVER POR 10 DÍAS LUEGO MENGUÓ HOY TENGO 68 Y BUENA SALUD, COSTÓ UN POCO AL PRINCIPIO, PERO DICEN QUE TODO VICIO O COSTUMBRE CEDE LUEGO DE RESISTIRLE 21 DÍAS Y YA NUNCA VUELVE, A MI ME RESULTÓ BIEN.-

    ResponderEliminar