domingo, 4 de octubre de 2015

El cajón de maquillaje de mamá... ¡mi preferido!

Cuando subo con mamá a arriba, y ahora os contaré por qué, suelo inspeccionar todas las veces el cuarto de baño, pero en cuanto llego al cajón del maquillaje de mami. ¡STOP! ¡Me encanta! Tiene de todo, de verdad. Tiene una cinta que parece la de rocky -que por lo visto se la pone para desmaquillarse- (porque como se la ponga para salir a la calle, pensarán que de verdad está loca). Y tiene muchas muchas cosas más.

sexy and mum y su bebé con sus aventuras diarias


Pero os voy a contar por qué me lleva ahí todos los días. Cada vez que mamá tiene que subir al piso de arriba me sube con ella porque le da miedo dejarme solo. A veces, cuando se ha atrevido, me he puesto a contar los segundos, y en mi mundo donde la percepción del tiempo-espacio todavía no está clara, es mucho rato. Pero en su mundo, en el que un minuto tiene 60 segundos, tarda como mucho 20 o 30 segundo...


Creo que a ella le gusta más cuando viene papá y me deja con el, porque cuando vamos juntos está más pendiente de mi que otra cosa. Claro, mientras ella hace pipí, se lava los dientes, se ducha... todas esas cosas que hacen los mayores, yo estoy investigando entre sus cosas. ¿Sabéis qué me gusta mucho? Una cosa que es un tubo negro cortito (hoy casi se lo tiro al wc, jijiji) y me  mola mogollón, porque tiene una forma aerodinámica muy chachi, y la punta finita. Un día me dijo que era máscara de pestañas, pero ella lo suele llamar rímel (no entiendo muy bien el motivo, pero bueno)

También tiene una paleta muy chula que si la abre, según ella, son polvos mágicos, porque brillan y tienen color. Yo creo que es verdad porque tiene algunos negros, otros marrones, y luego tiene unos blancos súper chulos que son los que más brillan, e incluso algunos están separados y son como los de campanilla... ¿Si me los echa por encima podré salir volando por el Big Ben como en peter pan?

Yo se que mami tiene que estar muy pendiente de mi, pero ¡me gusta tanto tocarlo todo y verlo de cerca! Pero ella se preocupa porque mi mejor forma de aprender, ahora mismo, es llevármelo todo a la boca, y dice que no puedo, porque son productos, y me puedo poner malito.

Bueno, y yo me voy a dormir la siesta, que con esto de que me estoy haciendo mayor y ya no debo dormir mucho por la mañana, llego a la tarde con mucho sueño.

Aarón, el pichurrín de mami.

Foto pixabay.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario