martes, 13 de octubre de 2015

Locuras. ¡A vivir a lo loco que lo bueno dura poco!

¿Cuantas veces os habéis repetido este dicho? ¿Cuantas veces te has dicho a ti mismo "que me quiten lo bailao"? Tengo 31 años, acabo de entrar en el mundo de la maternidad, y toda mi vida ha estado marcada por lo "loca" que estaba. Siempre me han dicho eso. Pero la verdad, aunque como todos haya hecho mis locuras, creo que la vida es demasiado corta como para ir pensando todo cien mil veces.

Locuras sexy and mum


Carpe diem, tempus fuggit.
Así es, vive el momento que el tiempo vuela, y cuando quieras volver a atrás, será demasiado tarde. Lo que no hagas a los 20, ¿Lo vas a hacer a los 40? Es como el dicho ese de "quien no la corre de soltero, la corre de casado".  Y sinceramente, así lo creo. Pero aun así, creo que las locuras hay que hacerlas a todas las edades, cada etapa tiene sus locuras, pero no hay que dejarlas atrás. 


Como he dicho al principio, hace poco que me he convertido en mamá. Pero una cosa tengo muy clara, y es que no voy a dejar de hacer mis locuras, y voy a intentar hacerle ver a mi peque lo divertido que es hacerlo sin dejar de ser responsable. Desde mi punto de vista, tenemos que tener la cabeza sobre nuestros hombros en todo momento, pero, ¿Por qué no tirarse en paracaídas si la vida nos lo ofrece? 

Puede que cuando estés a 5000 metros sobre el suelo, abran la puerta y tu instructor te diga, ¿Lista? pienses, "jodeeeeerrrr, ¿quién me manda a mi querer  tirarme en paracaídas?, pues claro que no estoy lista" Por supuesto que lo piensas (así lo viví yo) pero eso son dos segundo. Cuando te das cuenta te has lanzado al vacío y esa sensación de libertad empieza a recorrer tu cuerpo y quieres que el tiempo se pare y vivir así el resto de tu vida.  No sabes por qué has esperado tanto a hacerlo cuando llevabas 3 años diciéndolo.

En ese momento tu instructor se vuelve tu héroe, y tu deseas que esa caída libre que dura un minuto se prolongue por más tiempo. Crees que una vez se abra el paracaídas se acabó lo bueno y entonces te das cuenta de lo equivocada que estabas, que es igual de emocionante que la caída libre. Y cuando llegas al suelo, dices: OTRA, OTRAAAA. 

Si no tenemos esa pizca de locura, ¿qué hacemos aquí? ¿Vivir para trabajar, comer y dormir? Yo a eso digo que no. Me niego a no disfrutar la vida. Siempe he sido de las que hacen las cosas "pensado y hecho" ¿Que son las 2 de la madrugada, estamos en casa con el pijama, pero de repente queremos ir a ver las estrellas tumbados en la arena de la playa? ¿Por qué no? Está a 10 minutos en coche, tu no te duermes, al día siguiente no tienes obligaciones. ¿Qué te impide hacerlo?

Pero lo que más pena me da a veces es esa gente que cree que por hacernos mayores hay determinadas cosas que no podemos hacer, como tirarnos por un tobogán. Parece ser que no está bien visto, que no nos corresponde. No creo que por querer jugar, divertirse, entretenerse como un niño, correr... no creo que nada de eso sea signo de inmadurez.

Locuras sexy and mum contar


Por este motivo, porque creo que la vida se tiene que alegrar con una pizca de locura, quiero que me contéis cuál ha sido vuestra mayor locura, tanto antes de tener un hijo (si es que lo tenéis) como si ya lo habéis tenido. Contadme todo tipo de locuras que hayáis hecho, de la que os arrepintáis, de la que no contaríais a nadie por vergüenza. Esa locura que cuentas en la fiesta de fin de año con tus amigos porque cada vez que lo recordáis os echáis unas risas.

¿Cómo hacerlo? Mándame un correo a sexyandmum@irinanavarro.com con el asunto LOCURA. En unos días lo publicaré.

2 comentarios:

  1. Yo creo que tu hijo ha salido un poco locuelo como su madre jajaja No creo que necesite mucho empuje para hacer locuras :P
    La tía (la que le dará cordura jajajaj).

    ResponderEliminar
  2. si, un poco sí, para qué negarlo... Solo hay que ver cuando hago ese sonido de iggggg, se gira con una sonrisa de oreja a oreja y viene corriendo, o se vaa, jajaj

    ResponderEliminar