miércoles, 21 de octubre de 2015

Reunión para reincorporarme al trabajo. ¿Conciliamos? Porque #yonorenuncio

Hoy por fin, después de varios meses de espera, de mi solicitud formal para reincorporarme al  trabajo con unos horarios específicos y muchas llamadas a la oficina central y a mi lugar de trabajo, hoy por fin después de todo esto y a solo 10 día de reincorporarme a trabajar, voy a tener la reunión formal para que empiecen el proceso de transferirme de puesto de trabajo (me mudé y ahora vivo a casi 2 horas -2 ida 2 vuelta-, y tengo a 10 minutos otro lugar de trabajo donde podrían transferirme) en el caso de que haya alguna vacante. 

Conciliar y no renunciar ver crecer a tus hijos,

Después de mucho estrés, porque obviamente, no se qué va a ser de mi vida, al final ayer conseguí hablar con una chica que - digo yo- se daría cuenta de la gravedad del asunto. No es por ser dramática, es que es así. No se si fue en el momento en el que le dije que para mi era totalmente imposible ir a trabajar al centro a no ser que fuera con mi hijo, y que yo estaría encantada pero imaginaba que los jefes no... o cuando le dije que me lo estaban poniendo muy difícil y que la única solución que empezaba a ver era DEJAR EL TRABAJO (algo que ni quiero ni puedo). Fuera como fuere, al final ayer se concienció todo el mundo y en cuestión de 2-3 horas se organizaron para poder tener hoy la reunión y empezar todos los papeleos (ha habido mucha historia y espera de por medio que para no hace falta contarlo)


Aquí me gustaría hacer hincapié en la campaña que el club de las malas madres está haciendo a favor de la conciliación. Desde mi punto de vista conciliar deberíamos poder conciliar sea cuando sea. El problema llega con los hijos, ahí NECESITAMOS conciliar, caiga quien caiga, le guste a quien le guste. Porque podemos tener un novio, una fiesta, mucha vida social, sí, todo lo que tu quieras. Pero en el momento en el que tenemos hijos, somos nosotros los que tenemos que estar ahí para ellos. Y ya no solo es eso, es que nos tiene que quedar algo de tiempo para nosotras. ¿A dónde vamos a llegar sino?


Cada vez que he leído o escuchado acerca de esta campaña me he sentido afortunada por vivir en el país que vivo, ya que facilita la vida a los padres. Sin embargo, a día de hoy, no hago más que preguntarme que dónde leches está esa facilidad. No se si es porque trabajo para una compañía española o como me dijo la chica de ayer, "a veces son un poco vagos para hacer este papeleo". De verdad os prometo que llevo un par de semanas en la posibilidad de buscarme otro trabajo. Si el papeleo que tienen que hacer ahora no fuera tan largo y no dependiera de que haya alguna vacante aquí, no estaría tan nerviosa, pero resulta que no es pedirlo y al día siguiente concederlo, hay mucha gente de por medio...


Hoy tengo la reunión. Ayer me dijeron que era un mero formalismo ya que era para corroborar en voz alta que pido lo que hace más de dos meses pedí por escrito. No se si empezaré a trabajar en dos semanas o empezaré a buscar trabajo. Sea como sea, tenemos que concienciarnos y luchar por el cambio, pedir el cambio. Y por mi parte, tengo muy claro que YO NO RENUNCIO A VER CRECER A MI HIJO. No quiero perderme nada. He estado a su lado cuando ha empezado a gatear, cuando ha empezado a andar. Llevo 11 meses y 2 días de mi vida sin perderme nada de el, y el lleva toda su vida conmigo al lado, y no voy a permitir que nadie me robe a mi hijo. Porque una vez crecen, les salen las alas y echan a volar, pero mientras tanto, repito, NO RENUNCIO A ESTAR CON EL. Si tu también lo piensas, por favor, firma la petición que han habilitado en change.org . 

Irina, Sexy and Mum


No hay comentarios:

Publicar un comentario