lunes, 9 de noviembre de 2015

Noches de monstruos y fantasmas. Noches para la guerra.

Se hizo de noche, la habitación se llenó de sombras y gritos silenciosos. Ojos por las esquinas, susurros escondidos, una tiniebla oscura, pasos, sonidos dentro del armario. Todos duermen, menos ellos. Todos sueñan, menos ellos. Cuando todo el mundo duerme aparecen dispuestos a iniciar una gran batalla, atormentándonos de la manera más terrible que jamás haya imaginado. Se adentran más y más en nuestros sueños, convirtiéndolos en pesadillas. Pesadillas horribles. Son ellos. Son los monstruos y los fantasmas. 


monstruos que nos atormentan por la noche, sexy and mum


Esos monstruos que vienen cargados de gritos, llantos y sustos. Son lo más terrorífico que jamás hayamos imaginado. A veces verdes, otras solo fantasmas. Sombras, soplidos. Se adentran en nuestros sueños provocándonos terribles pesadillas. Largas y angustiosas noches y el tic tac del reloj. Reloj que se detiene en la noche para hacernos sufrir un poquito más. Reloj que somos incapaces de ver, por más que lo intentemos una y otra vez, pero que no dejamos de escuchar. Vueltas, vueltas y más vueltas. 

No more monster en la noche, sexy and mum


Una semana de cambios. Una semana de novedades. Todo gira y es como caer en una espiral que va cada vez más y más deprisa. A veces da la sensación de pararse en medio del océano y otras es pura tempestad. Altas temperaturas, sudores fríos  y más llantos. Juegos perdidos, juguetes olvidados y otros robados. Rabietas. Brazos y abrazos. Caricias de tranquilidad, besos llenos de pura ternura, y amor, mucho amor. 

Amor para calmar, amor para tranquilizar, amor para relajar, y para proteger. Amor para demostrar que no está solo en este mundo. Amor para que luche contra esos fantasmas que le atormentan al caer el sol y echar las cortinas. Amor para ayudar a superar esos cambios tan drásticos, aunque no por ellos malos. Dicen que el amor lo cura todo, y si hay amor, ¿el resto importa?

Un guerrero en medio de una gran batalla que está saliendo victorioso en la mayoría. Un luchador y valiente caballero que va en medio del campo dispuesto a conquistar tierras lejanas y no dejarse llevar por los vicios de la vida. Un perfecto súper héroe dispuesto a salvar a su creadora y devolverle la mirada, los besos y los abrazos llenos de amor.

Periodo de adaptación, dicen. Y como los petit suis, a nosotros, nos daban dos. Dejando de ser el rey de la casa, aunque no de mi corazón, y empezando a compartir muchas cosas y vivir otras tantas. Separándose dos días de su mamá, y juntando cole, gente nueva, dientes, constipado e infección de oídos... No puede ser sino más que un súper héroe que a veces se encuentra perdido en medio de la noche. 5 minutos que se convirtieron en horas. Es lo que nos ha costado despertarlo. Llorando a grito pelado, como nunca antes lo había escuchado. El resto de la noche, abrazado a mi. Tranquilo, en paz. Los monstruos se han ido, los fantasmas han desaparecido.


noche oscura, sexy and mumDa igual si son las 3, las 5 o las 7. Da igual si tengo que trabajar o nos podemos quedar un ratito más en la cama. Lo único que me importa es que esos monstruos y fantasmas de la noche no le atormenten. Ponerme mi armadura de hierro y salir cabalgando a luchar contra quien haga falta. Y sobre todo, abrazarle muy fuerte. Que note mi amor. Que me sea la cuna de sus valores y de sus principios. 


Irina, Sexy and Mum
Fotos Pixabay


No hay comentarios:

Publicar un comentario