martes, 1 de diciembre de 2015

Sí, vas a ser una gran mamá.

¿Y por qué no ibas a serlo? Te pregunto yo. ¿Por qué iba a serlo? Me preguntas tú. Las súper woman no existen. Déjalo para los cuentos, los cómics y películas. Un bebé es agotador, aquí o en Marte y no es la única cosa a la que te vas a dedicar. Mientras duerme, o tienes mucha pasta para pagar a alguien que te haga las tareas de casa, o chica, no te queda otra, porque la teoría de si ellos duermen tú duermes, es eso, teoría. Pero aún así, se que vas a ser una gran mamá. ¿Por qué?

Serás una gran mamá, by sexy and mum

Porque no hace falta que tengas súper poderes para ello. Porque por muy agotador que sea, lo importante es lo que transmiten tus ojos, esa mirada de ternura que se te pone ante un bebé. Sí, por supuesto que cuando lloran de manera incontrolada miras hacia todos lados como "ummm, no es mio, ¿Vale? No tengo por qué intentar calmarlo" jajaja. Pero ya verás como cuando es el tuyo sabes perfectamente lo que tienes qué hacer, y cómo.


La maternidad es una carrera en la que te dan primero el título, y luego la cursas. ¡Vaya universidad! La que se aprende con la experiencia. Pero lo más bonito de todo es que aprendas día a día con tu bebé. Que caminéis juntos, que le enseñes y te enseñe. Que le susurres historias al oído. Que compartas tus emociones para enseñarle a compartir las suyas. Que juguéis juntos, sea como sea, ¡os va a encantar! Que hagáis terapia de risas todos los días... TODOS.

Sí, por supuesto que vas a ser una gran mamá. Aprenderás a saber cuándo llora por gases, por sueño, por potra, por dolor... No te preocupes, LO APRENDERÁS. Cuando tu bebé llegue al mundo quizás piensas que todos saben mejor qué le pasa menos tú. No te agobies. Poco a poco vas a saber reconocer el llanto del bebé. Y que tu amiga, o la hija de la vecina de tu madre, o quien sea lo "reconozca" desde el día en que lo tuvo en sus brazos no significa que, primero, sea cierto, segundo, sea mejor madre que tu.


El título de buena madre no lo gana la que es perfecta. De hecho, cuántas veces me he dicho a mi misma lo "mala madre" que era por A o por B... Y ¿Sabéis qué? No pretendo ganar ningún concurso ni ser perfecta, simplemente pretendo ser única para mi hijo. Quiero que el día de mañana me mire con orgullo y diga: "Esa es mi madre". ¿Lo demás? No me importa.


Sé que vas a ser una gran mamá por el simple hecho de que te estés preocupando en si lo serás. Solo eso denota que hasta antes de serlo, ya lo eres. Confía en tí misma, en tu instinto y haz lo que creas en cada momento. Y sobre todo, ¡disfruta del embarazo y de tu bebé! Porque vas a ser una gran mamá.

Irina, Sexy and Mum

No hay comentarios:

Publicar un comentario