martes, 26 de enero de 2016

Sola ante la maternidad. Así me tomo las cosas, digooo, maternidad

Bueno, pues ha llegado el día en que me han tocado un poco los co... que no tengo. Resulta que después de pasar un embarazo a miles de km de familia/amig@s, de dar a luz en el extranjero, más de lo mismo, y de estar criándome yo sola solita solísima a mi hijo (cuando digo yo me refiero a que no tengo ayuda de familia, abuelos, tíos, amigos, etc., pero por supuesto lo criamos entre mi novio y yo), después de todo eso, yo me tomo las cosas de otra manera que no es ni tan relajada o de manera ¿tan ejemplar?.


sola ante la maternidad by sexy and mum

Claro. Igual tu tienes a tu madre a menos de 1 km andando, a tu suegra a otro, tu marido va a casa a comer,  puedes quedar cuando quieras con tus amigas, si te apetece llevar a tu hijo al pediatra porque está malito  lo llevas sin problema... Y todo esto puedes hacerlo de forma habitual, no tener 2 semanas cada 6 meses para ello. Será por eso que yo me tomo las cosas de otra manera. Ah, espera, ¿Y tu que coño sabes cómo me tomo yo la maternidad? ¿A caso me has visto en mi día a día? Dime, pues, en qué te basas para decir eso. Si lo máximo que has hecho ha sido verme de visita, con una sonrisa de oreja a oreja y llevando a mi hijo a los sitios para que lo vean. Ah, claro, será porque ni llevo maquillaje ni ropa trend porque todavía no me viene... digo yo que será por eso. 


Pero aun así, estoy orgullosa de decir que no he tenido nada de lo citado anteriormente más que viajes cada 6 meses en los que no se han basado en descansar sino en visitas a todas partes para llevar a que vieran al peque, porque claro, no es bastante venir de Londres a mi casa que si no voy a las casas la gente se ofende, porque no tengo esos 10 minutos para pasarme. Pero no me lio, que me voy por las ramas.


Estoy más que orgullosa de mi misma por haber criado estos 14 meses a mi pequeño completamente sola. Que como ya he dicho en más de una ocasión, mi novio trabaja de lunes a sábado non stop, a veces domingos, y a casa no llega nunca antes de las 7,30 de la tarde. Así que además de limpiar, preparar comidas, poner lavadoras y todo lo que ello conlleva (tender, doblar, guardar...), vaya, lo propio de una casa (y aburrido, para qué engañarnos) he jugado con mi peque, llevado a la piscina, al soft play, todos los días de paseo, de compras. Nos hemos ido el y yo mano a mano al centro de Londres a pasar el día. Además he hecho unas cuantas sesiones de fotos,  el retoque de las mismas, he creado varios blogs, los estoy manteniendo e intentando posicionar, creando e inventando siempre. He ayudado a varias personas a instalarse y papeleos varios, me he reincorporado al trabajo... Por supuesto sin quitarle ni un minuto la atención a mi bombón...


Pero lo más importante, lo que más valoro. Esa sensación de estar en tu casa, que llamen al timbre y sea tu madre, por ejemplo, y le digas: "Mira, te quedas un momento con el nene así aprovecho y me ducho, ¿te parece?" Eso vale millones. Como eso no lo he tenido,  me he tenido que aguantar metiéndome a mi bebé al baño. Tan a gusto que estaba el en la hamaquita, sí, pero corre corre corre que como le de por llorar, se te acabó la ducha (que de por si ya es rápida).


Va a ser que a miles de km de distancia como estoy de mi familia y amigo, me lo apaño yo SOLA. Más que sola, porque aquel que tiene todo lo citado tan cerca, por solo/a que se lo apañe, siempre va a tener mucha más ayuda que la que yo jamás haya tenido, aunque sea a preparar un día la comida, o lo más básico de la maternidad, irte a pasear al peque acompañada de otro adulto, con conversaciones de adultos, con algo que no sea bebé, bebé, bebé. Tan básico como ir a ese paseo, también lo he hecho sola. Y por cierto, sola y lloviendo, con frío polar, empapándome hasta las bragas, constipada, cansada... Que ese es otro tema, si estoy con 39 de fiebre, con diarrea, vomitando, o mala malísima, me quedo yo SOLA con el peque. Que la familia no está a la vuelta de la esquina para quedarse con el.



Claro que yo me tomo la maternidad de otra manera. Llegó el día en que decidí que yo hacía la distancia de Londres - mi casa, pero que a partir de ahí, quien quisiera ver a mi hijo (o a mi, que sigo existiendo) podía hacer el sacrificio de 5 km en coche. Mira tu si no me lo tomo de otra manera, ¡JA! Pero totalmente.



Y ya que estoy puesta a decir, diré que estoy hasta los mismisimos coj... de la gente que habla gratuitamente, que habla sin pensar, sin conocimiento de causa, y sobre todo, de esas personas que no tienen ni p... idea de la vida de los demás y hablan por hablar. Pero bueno, en definitiva es gente que no tiene rodaje, ni saber estar ni mundo, porque comparar a una persona que disfruta de la maternidad con todos estos lujos a menos de 5 minutos de distancia y decir que se lo apaña sola, con otra que lo tiene a miles de km, aviones de por medio, y que sí está realmente sola... ¡pues para qué seguir!



Iri Sexy and Mum

Foto: Pixabay.com

13 comentarios:

  1. Ole tus huevos! Es para estar orgullosa, claro que sí! Y a la gente ni caso!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, a la gente ni caso pero aun así jode...xd gracias x el comentario!

      Eliminar
  2. Exacto! Es muy duro ser madre en el extranjero y encima tener que soportar ciertos comentarios. Es de admiración todo lo que haces al mismo tiempo que con un peque por la casa ya cuesta hacer una sola cosa y sin ayuda de nadie. Un beso muy grande que eres todo un ejemplo a seguir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gente no lo ve así y gente aun teniendo todo lo q digo encima se queja... Gracias x tu apoyo! Xd besos

      Eliminar
  3. Son muchos los sacrificios que hacemos por el futuro de los hijos. Yo he pasado por lo mismo, pero no con un hijo, con 4 a la misma vez y se lo que se siente. Pero ahora que estan creciendo he visto el fruto que he sembrado. Ha valido oro el tiempo que les he dedicado, todavia me quedo con el pequeno y gozo de esos momentos cuando vamos a sus clases deportivas en la manana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial verlos crecer. Yo no me arrepiento para nada... Ahora que 4... Ya es tenerlos muy bien puestos! Eso si q es tener fuerza! Mil besos!

      Eliminar
  4. Una persona muy cercana me dijo un día "hay que darle a las persona la importancia que merecen", cuando una persona no te demuestra algo que vos mucho tiempo le diste y no te devuelve, tenes que darle la importancia que para vos tiene en ese momento. Y de hablar?, la gente habla y se queja siempre de todo, por que es gratis, cuando empiecen a cobrar por eso, se callan todos ;) jajaja. No soy madre aun, pero cuando lo sea, priorizare mi familia: mi marido y mis hijos, al igual que vos :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuanta razón que tienes!! Yo empecé a priorizar porque si,a la larga es quien se queda, los otros se van y criticar es gratis... Abrazos!!

      Eliminar
  5. Tu post me parece interesante y digno de admiración. Criar un hijo es difícil aunque tengas familia cerca, cuando más estando sola y en un país extranjero. No hagas caso de la gente que siempre va a hablar. Uno nunca les da gusto y la verdad tampoco tenemos porque hacerlo. Cada quien sabe lo suyo y su vida. Tu para alante con la frente en alto y lo demás que te resbale. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resbalar resbala! Pero llega un día q empiezas a escuchar comentarios y lo q algunos hablan... Y dices, q leches! Al menos aquí me desahogo, jejeje

      Eliminar
  6. Me siento muy identificada contigo, nunca pero nunca le des importancia al resto si el resto solo esta para dañar, eres admirable y tienes que ponerle ganas y seguir en tu linea, Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona! Importancia no le doy, pero aun así no soy ni sorda ni ciega, y como hablar es gratis... Jajajaja. Besos!! Xd

      Eliminar
  7. Desde luego, ser madre conlleva una gran responsabilidad y es de admirar la valentia que demostráis muchas de vosotras. Yo aun no he sentido esa llamada de la maternidad, ¡espero que cuando llegue ser tan valiente como tu! Ole tu!

    ResponderEliminar