jueves, 18 de febrero de 2016

Primeriza, primeriza, y me pasa porque soy mamá muy primeriza.

Eres mamá primeriza, o lo vas a ser, y por primeriza, todo es mucho más grande de lo que realmente es. No es que lo exageramos, sino que al no saber qué es lo normal, lo más mínimo nos pone en alerta y se nos nota a km luz que somos padres primerizos. Claro que no es lo mismo ser papás primerizos con sobrinos cercanos, y embarazos cercanos, que esperar a tu primer hijo y que sea el primer sobri/nieto en la familia. Ni es lo mismo que seas el primero en tu grupo de amigos a que los otros ya hayan hecho camino, ¿no?


Mamá primeriza by sexy and mum


Por primeriza dejas que vaya todo el mundo a verte al hospital, y eso que ni hace 24 horas que has parido. Por primeriza te vuelves loca comprando todo para tu bebé aun antes de saber su sexo. Por primeriza cuando no sabes por qué llora, llora y llora... y lo único que piensas es en el suicido. ¿Somos primerizos? Bueno, quizás, pero lo importante es que eres primeriza porque lo único que quieres es que tu bebé esté perfecto todo el tiempo. 

¿Y por qué no es lo mismo?


Vivir un embarazo de forma aislada es como subirte al space mountain de parís, sabes dónde vas pero no tienes ni idea de cómo va a ser. Y claro, si estás con gente que hace relativamente poco ha pasado por ahí, o lo has visto, es diferente. ¿Por qué? Por los consejos, por la forma de orientarte, porque aunque cada embarazo es un mundo, te pueden decir si es normal o no... 


Pero claro, tu sigues siendo primeriza. Y por primeriza cualquier mínima cosa es enorme. Pero espera, que no me refiero solo a las cosas malas, y que por ello te vayas corriendo al hospital, o a no saber hacer bien las cosas porque eres primeriza, eso es otro tema, me refiero a todo en general y sensaciones en particular. Ver por primera vez la ecografía de tu bebé... ¿Te acuerdas de la sensación? Ir a escuchar por primera vez el corazón, verle la cara, sus movimientos, cómo se chupa el dedo...

Ayer subía en el ascensor con una niña del trabajo que está de 11 semanas y justo el día anterior había ido a hacerse la eco. Lo primero que hizo al verme fue sacar su móvil para enseñarme a su retoño. En el locker room estaba como loca enseñándole la foto a todas, y así se pasó todo el día. Emocionadísima. ¿Primeriza? Sí, claro que si, primeriza y loca de amor. 

Creo que esa fiebre que nos entra a todas (y todos, oye)  las primerizas se nos va pasando poco a poco. A unos antes que a otros, pero poco a poco se va suavizando. Y con ello no digo que con un segundo hijo no sea emocionante, ni que no te haga ilusión ver la ecografía de las 12 semanas, por supuesto que lo es, pero es diferente. Sientes felicidad, pero no esa necesidad imperante de hacerle saber a todo el mundo que estás embarazada y que mira qué guapo el bebé que estás esperando... ¿O quizás no?

Quizás sea que cuando me quedé embarazada, como el mundo de los niños me había pillado tan alejado y a años luz, como jamás había tenido el más mínimo interés por ello, cuando me llegó, lo hizo de golpe. Y como todo era tan nuevo y tan extraño, me flipaba de más. Y eso que había escrito algunos artículos explicando todo el proceso... ¡pero no me interesaba! 

Yo puedo decir que sí, he sido primeriza y además de las buenas. Lo llevaba como un cartel luminoso en la frente. Me asustaba a la más mínima, cambié mi vida a mejor (dejé de fumar y me alejé de todo tipo de humos), intenté mejorar ese día a día, enseñaba a todo el mundo la eco de mi peque, me hacía fotos a todas horas de la barriga para enviársela a mis amigas y familia. Sí, fui la más primeriza y cansina de este mundo, pero fui la primeriza más feliz que haya conocido nunca (pocas primerizas he conocido, jajajaja). 


Iri Sexy and Mum

Foto pixabay.com


15 comentarios:

  1. Jejejeje pues muy bien, fuiste una primeriza llena de emoción y amor y lo compartiste con todo el mundo, yo también he tenido mamis por primera vez cuyas conversaciones solo giraban alrededor de su embarazo o bebé. Todos en mayor o menor medida hemos sido primerizos en algo y nos hemos puesto pesados con tal o cual tema pero con el tiempo se termina pasando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro, y ser mamá primeriza solo se es una vez, así que, ¿qué más da si solo he querido hablar de mi bebé un tiempo? jajaja Ahora ya vuelvo a ser la de antes, pero oye, qué ilusión me hace cada vez q enseño alguna foto de mi peque. jejeje,

      Eliminar
  2. ¡Cuánta razón llevas! Yo recuerdo cuando fui primeriza, y mi bebé ya tiene 26 años, ja ja. Todo era un abismo, un dilema, y a la vez, una felicidad inmensa y un regocijo enorme cuando mi bebe lindo sonreía o ponía peso o dormía muy bien. Pero cuando nació mi segundo hijo, y yo ya no era primeriza, disfruté mucho más, tal vez porque me relajé y me dejé llevar. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser. A mi me da miedo pensar que al no ser todo nuevo no lo viva de forma tan intensa, si es que llega un segundo... Porque hay quien dice lo que tu acabas de decir, pero hay quien dice que un segundo como que ya es todo más... no se, menos nuevo? jajaja. Un beso y gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Nunca dejamos de ser primerizas. Mi hija ya es adulta (soy madre joven) y no cambio por nada ese paso que di de ser madre de mi bella princesa. Todo es novedad y así sera para toda la vida. Disfrutemos nuestras etapas y contagiemos a todos con nuestra alegria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiii. Y a mi me ha encantado ser así de primeriza. Es cierto que he echado de menos familia, amigos para poder compartir y que mis miedos fueran menores, sobre todo en el embarazo, luego vino rodado, pero bueno... lo disfruté al máximo. Gracias por tu comentario y besos!

      Eliminar
  4. Yo no soy madre por el momento, pero si que tengo varias amigas cercanas y familiares que acaban de ser mamás por primera vez (o están embarazadas de su primer bebé) y tienes muchísima razón, se nota muchísimo que lo son, pero ¿y la ilusión que hace? Yo no sé cómo me comportaré cuando esté en esa situación, pero se de sobra que disfrutaré de esa etapa! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísima ilusión, y vas con tu peque, y que te digan lo guapo que es. te falta el "canto un duro" para enseñar las fotos a "to quisqui" fotos, videos... ains, di que si, yo si puedo quiero volver a ser lo primeriza que he sido, jajaja. Mil besos nika y gracias por tu comentario

      Eliminar
  5. Que etapa más intensa de nuestras vidas, el ser primeriza para mi fue ser más cuidada, me tenían más paciencia, sentía como cuidaban hasta el más mínimo detalle por que yo estuviera cómoda para que mi peque me sintiera feliz, la verdad siempre agradeceré esos detalles a las mujeres de mi familia, por otro lado me fascina que dejarás de fumar, personalmente nunca me ha gustado la idea, pero bueno cada persona es un mundo ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi también me llamaba mucho la atención esos "cuidados", recuerdo un día que me apetecía una ciruela, y todo el mundo corriendo a por una ciruela. Yo decía, pero que si no no pasa nadaaa, hahahah, y todos me decían que no, que sino me saldría un antojo...

      Eliminar
  6. La etapa de la maternidad es la mas extraordinaria porque es ahí donde te das cuenta de lo que eres capaz y los cambios que tienes como los superheroes, desde emocionales, físicos y mentales, te llenas de fuerzas y bueno en lo personal ha sido de mucho conocimiento hasta el día de hoy.
    Felicidades y que disfrutes mucho cada día que jamas se repite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que si. Que nunca he sido "tan fuerte" para los análisis de sangre como en el embarazo... Y lo de dejar de fumar, estoy segura que si no fuese por el bebé que esperaba no lo hubiera dejado... gracias por el comentario y besos

      Eliminar
  7. jajaja yo no he sido primeriza pero mi hermano ha sido padre primerizo y cuando te leía me pareció estarlo viendo a él jajaja Genial :D

    ResponderEliminar
  8. jaja Hola guapa yo no conozco esa sensación pero me la imagino y de hecho tengo a mi cuñada a punto de dar a luz y he vivido de primera mano el embarazo y no paro de de agobiarla a preguntas jejej un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Es que lo importante es eso, ser feliz con tu embarazo, y si cada sensación o nueva noticia te da la necesidad de compartirla con el mundo, que así sea!

    ResponderEliminar